Prueba de Manejo

BMW M6 Convertible 2013

Refinado, efectivo y muy rápido

BMW M6 Convertible 2013

No podía faltar en nuestro especial de lo mejor del año un vehículo de la Fábrica de Motores de Baviera y con más razón si está firmado por BMW Motorsports. El vehículo en cuestión es el M6, que además era convertible. He de confesar que no soy muy partidario de los deportivos serios sin toldo (siempre he creído que los descapotables son mejores para disfrutar de los paisajes y el viento), cuando se trata de rodar rápido considero como mejor opción un vehículo coupé o sedán debido a la rigidez estructural, ruido en altas velocidades, etc.

La fría mañana de diciembre y la pista hacían un escenario perfecto para disfrutar de un buen día de diversión, sin embargo lo último que cruzaba por mi mente era abrir el toldo con temperaturas de uno o dos grados bajo cero. Lo anterior me permitió desmentir mi teoría con respecto de los convertibles deportivos, por lo menos este BMW está perfectamente bien aislado tanto de ruidos como de temperatura, poco o nada nos enteramos de que el auto es descapotable y de toldo suave. Lo mismo sucede con la rigidez, el M6 Convertible tiene un chasis como de roca, por lo que no se notan vibraciones o comportamiento extraño aun al límite.

Al igual que el M5, este vehículo se vale de toda la electrónica disponible en BMW para que al toque de un botón (M1 o M2) ubicado en el volante, el comportamiento pueda cambiar dramáticamente, de un auto confortable y suave, a un rabioso y efectivo deportivo. El M Dynamic Mode modifica la respuesta del motor, acelerador, dirección y endurece la suspensión en un instante, prácticamente se transforma en otro auto. Lo mejor de ambos mundos, un convertible cómodo para disfrutar los trayectos y un deportivo pura sangre en el mismo paquete.

Manejo

Aun cuando en nuestro especial había uno que otro exponente de mucho poder (Camaro ZL1, Mercedes SL 63 AMG o Shelby GT 500), las aceleraciones y recuperaciones del M6 Convertible resultaron sumamente impresionantes, el motor de 4.4 litros con 560 hp nuevamente confirma que se trata de uno de los mejores 8 cilindros del mundo y aunque ciertamente ha perdido la extravagancia y rareza del V10 del modelo anterior, es más potente, eficiente y mucho más aprovechable gracias a que el par está disponible desde muy abajo. La transmisión por su parte es de doble clutch que es un aliado idóneo para exprimir al máximo el potencial de todo el conjunto.

Hay quienes sostienen que para que la potencia de un motor sea aprovechada al máximo, primero es necesario garantizar que el resto de los componentes del vehículo están a la altura de las circunstancias, y esa afirmación es verdad absoluta en el M6 Convertible, si bien es cierto no era el más potente de nuestro Especial “Lo Mejor de 2012” si resultó el más veloz en el circuito ya que está perfectamente balanceado, con un reparto de pesos óptimo y todo un tecnológico que le permite dosificar adecuadamente la enorme potencia. Aun así, a diferencia de los Muscle Cars, el M6 pocas veces requiere de las niñeras electrónicas para evitar un susto o simplemente un deslizamiento no intencionado, es más noble, predecible y muy preciso.

Interior

Si hay un punto criticable del M6 Convertible ese es el interior, si bien es cierto la calidad de ensamble, materiales y funcionalidad son impecables, la sensación que transmite no solo este BMW, sino prácticamente todos es de simpleza e incluso austeridad, el enfoque en minimalismo que tiene la firma para el diseño de sus interiores puede ser que pague buenos dividendos del lado de la ergonomía o eliminación de distracciones, sin embargo cuando hablamos de un coche de $153,000 billetes verdes la cosa no resulta tan agradable. Lo anterior afecta tanto en un Serie 1 o 3 ya que sus competidores no lucen superiores, sin embargo con los tope de gama como Serie 6 o 7, los exponentes de Mercedes, Audi o Porsche si lucen más sofisticados.

No es para nada que el BMW M6 Convertible adolezca de alguna funcionalidad o prestación, al contrario este vehículo lo tiene todo. Navegador, interfaz para teléfonos móviles, equipo de audio Hi End, insertos de carbón, aluminio y cuero, es solamente que el layout de tablero, cluster y consola lucen simples.
 

 

BMW M6 Convertible

Rubén Hoyo / Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos