Vende tu auto
Tips y Consejos

Tercera fila de asientos, mitos y realidades. ¿Vale la pena pagar por ella?

Analizamos qué tan prácticas y útiles son en la SUVs.

Tercera fila de asientos, mitos y realidades. ¿Vale la pena pagar por ella?

Actualmente, dentro del gran universo de las SUVs, existen tantas opciones y modelos que será difícil no encontrar una de acuerdo a nuestras necesidades y presupuesto. En este sentido, la pregunta es más que obvia: ¿para qué te compras una camioneta?

La respuesta obedece a muchas variantes, tantas como el número de unidades vendidas a nivel mundial, sin embargo, las SUV han encontrado la manera de encajar en segmentos cada vez más especializados, esos donde la necesidad de carga y transporte sigue estando por arriba del lujo, equipamiento, forma o presupuesto. En ese apartado es donde aparece la famosa tercera fila.

Mitos y realidades

1.- La tercera fila de asientos solo es decorativa.

Falso. Actualmente las SUVs equipadas con este componente, tienen la capacidad de abatir la ultima banca para ganar espacio de carga en el maletero. Existen modelos en el mercado en los que incluso, los asientos pueden desmontarse. La ergonomía dependerá del tipo de unidad y/o modelo, sin embargo, tanto el diseño como la función están cubiertas.

2.- La tercera fila de asientos no cuenta con cinturones de seguridad.

Falso. Por norma internacional y por recomendaciones de organismos como NCAP, no se puede comprometer la seguridad de los usuarios dentro del habitáculo, por lo que cada asiento desde la primera hasta la tercera fila, debe contar con cinturón de seguridad.

3.- La tercera fila de asientos solo es para niños.

Falso. Por temas de practicidad y comodidad, los menores suelen acomodarse mejor (además les resulta divertido), pero un adulto de talla grande, digamos 1.75m + podría pasarla un poco mal, sobre todo en viajes o trayectos largos, sin embargo, eso no resta puntos a la tercera fila pues un correcto acomodo de pasajeros ayuda a resolver esta situación.

4.- La tercera fila de asientos es incómoda para los pies.

Verdadero. A menos que se trate de una SUV grande, donde por temas estructurales se tiene un margen de tolerancia más elevado en temas de espacio. De lo contrario, sí, el espacio para los pies es más reducido que en el resto de las plazas.

5.- El ascenso y descenso de la tercera fila de asientos es complicado.

Verdadero. No existe un vehículo que tenga 6 puertas, por lo menos no de fábrica, por lo que el acceso o descenso a la tercera fila dependerá del diseño y trabajo de ergonomía hecho por las marcas para cada modelo. También es cierto que cuanto mayor sea la talla del usuario, la operación se torna más incomoda.

6.- La segunda y la tercera fila pueden se abatidas simultáneamente.

Verdadero. La mayoría de las SUVs están diseñadas para poder abatir ambas filas. Nuevamente la forma y acomodo dependerán del tipo de vehículo, nivel de equipamiento o diseño, áunque la función se encuentra disponible para la gran mayoría, dando como resultado superficies y espacios de carga impensables, incluso para las camionetas más pequeñas.

7.- Puedo cargar de todo sobre los asientos abatidos.

Falso. Si bien el espacio de carga ganado puede ser generoso, no significa que el vehículo tenga las capacidades de carga de una pick-up, por ejemplo. Habrá que revisar el límite de carga y peso recomendado antes romper la carcaza o estructura de los asientos, tapicería o piso del maletero.

¿Vale la pena tenerla, o pagar por ella?

Volvemos al inicio. Te compras una camioneta porque te gusta y porque sencillamente tienes que transportar personas, familia, amigos, mascotas y, además, objetos personales, carga ligera, equipaje o las compras de super. En este punto debes analizar lo siguiente para decidir si te funcionará o no:

¿Cuántos integrantes tiene mi familia?

  • De 3 a 4: No
  • Más de 4: Sí

¿Usualmente, cuántas personas salimos el fin de semana?

  • De 3 a 4: No
  • De 5 a 6: Sí

¿A qué me dedico?

  • Transporte particular: No
  • Actividades que involucren carga de personas u objetos: Sí

¿Además de personas, qué más transporto?

  • Material de construcción, maquinaria, sustancias peligrosas, etc.: No
  • Herramientas, equipo ligero, perecederos, artículos del hogar, etc.: Sí

¿Taxi?

  • No es prescindible. Puede ayudar.

¿Cuál es mi presupuesto?

Esta es la parte menos divertida del asunto, pues a todas (os) nos gustaría comprar la camioneta de nuestro agrado sin importar su precio, así que no ahondaremos en segmentos, marcas ni tamaños. Únicamente pondremos en contexto la SUV con tres filas de asientos más barata, así como la más cara disponibles en el mercado mexicano. No olvides consultar el Autocatálogo de Autocosmos; cualquiera que sea tu decisión, habrás hecho una buena compra.

Toyota Avanza: Desde $314,900 pesos.

Lexus LX 600 AWD Executive: Desde $2,649,900 pesos.

Jonathan Miranda recomienda

Cuentanos que opinas