Vende tu auto
Tips y Consejos

¿Qué revisar físicamente cuándo vas a comprar un auto usado?

Te damos unos importantes tips para checar el motor, suspensión, llantas, etc.

¿Qué revisar físicamente cuándo vas a comprar un auto usado?

Con la crisis de los semiconductores que está provocando haya largas listas de espera para comprar un auto nuevo, muchos conductores están volteando a ver los coches usados como una opción para poderse mover.

Es por lo anterior que se nos ocurrió publicar este contenido para darte unos tips al momento de comprar un coche. No vamos abordar el tema de los papeles que debes revisar, si fue robado, etc. Eso lo veremos en otra entrega.

Vamos darte una pequeña lista de lo que tienes quehacer y revisar físicamente en el vehículo. Ojo estos tips, es en caso de que no lleves a tu mecánico de confianza.

1. El motor

El primer paso es checar el motor, enciéndelo que prenda al llavazo, como se dice comúnmente. Es decir que arranque a la primera que prendes el switch. Esto te da una referencia que el auto anda bien, sin problemas en el alternador o la batería. Déjalo que trabaje.

Luego abre el cofre, aceléralo, escucha que no haya ruidos raros algo fuera de lo normal como al que se esté golpeando (como fierros entre sí), vibraciones raras y que no haya humo de ningún tipo.

Posteriormente ubica la tapa donde se le pone aceite al motor, destápala con cuidado. Checa que no salga humo de la misma, escucha que todo funcione a la perfección. Este pequeño test, te sirve para verificar que los pistones estén funcionando bien, que no estén dañados.

Después ubica la varilla de medición del aceite, y revisa. ¿El aceite está negro o en su color natural? Esto te da una idea que le han dado sus servicios al auto, que le cambian el aceite, que lo han afinadp

2. El escape

Al tener prendido el auto, checa el escape, que no salga humo ni de color azul (porque quiere decir que el auto está quemando aceite) ni que el humo sea de color negro (es un indicio que no le han hecho la afinación en mucho tiempo).

Ahora puede que el humo sea blanco, esto está bien siempre y cuando éste desaparezca en pocos minutos. Esto es por la humedad que se acumula en el escape y se evapora al prender el auto. En caso contrario de que no se quite, quiere decir que el anticongelante se está filtrando hacia el motor.

3. La suspensión

Debes checar la suspensión y se hace dos maneras:

La primera es presionar repetidas el coche hacia abajo en cada una de las áreas donde están ubicadas las ruedas, si notas que el coche se la pasa moviéndose de arriba hacia abajo sin aminorar el movimiento. Quiere decir que los amortiguadores no andan en las mejores condiciones.

La segunda cuando manejes el auto, pasa un bache relativamente rápido o busca un camino ligeramente deforme. Nota si el coche se la pasa “lancheando”, si es así y no absorbe las deformaciones, tienes un problema en los amortiguadores.

4. Llantas

Al momento de checar las llantas debes hacer dos cosas:

Vencimiento del caucho. El hule con el que se fabrican los neumáticos tiene una vigencia. Una llanta con una fecha de caducidad vencida, genera que el caucho se endurezca, se rompa, tenga grietas y por ende no ofrezca buen agarre con el pavimento. Busca un recuadro con cuatro números. Los dos primeros te dicen la semana en qué se fabricó el neumático, y los dos últimos te dicen el año. Una llanta tiene una fecha de caducidad de cinco años. Si el año en el recuadro es mayor, tendrás qué comprar neumáticos.

Tienes que revisar el dibujo de la banda de rodamiento (la parte que todo el tiempo tiene contacto con el asfalto), esto es importante porque si tienes buen dibujo tendrás buen agarre en curvas al mismo tiempo de que si te llueve, mantengas una mejor tracción. Una llanta con buen dibujo canaliza el agua para que no afecte el agarre. Para ver si tienes buen dibujo, buscas unos bordes en los canales de la banda de rodamiento. Si la banda de rodamiento está al mismo nivel que los bordes, tienes que cambiar de llantas.

 

5. Manéjalo

Súbete al auto condúcelo, revisa lo de la suspensión que te comentamos anteriormente. Aceléralo, siente si no se traba o vibra, que se perciba normal al pisar el acelerador, que tenga un buen arranque. Checa que los cambios entren fácil, suaves, que no les cueste trabajo, si es automático que no entren de golpe o que sientas algún empujón raro. Que no haya ruidos raros o vibraciones. En el caso de una caja manual, revisa que entre bien el clutch, que no se atore y que permita que los cambios entren con facilidad, que si dé el embrague.

Checa que la dirección no tenga juego, es decir, que se sienta floja. Asimismo, revisa que apunte bien. Esto te permitirá ver si en algún momento el auto sufrió algún golpe o que se haya dañado la dirección.

6. Detalles estéticos y de equipamiento

Finalmente, lo que debes checar son cuestiones estéticas en la carrocería y en el interior, así como cuestiones de funcionamiento en el equipamiento base.

Para la carrocería checa la pintura que no tenga un tono distinto por ejemplo la fascia con el cofre o salpicadera (esto te dará una idea que el auto no fue chocado). Igualmente, checa de qué color está pintado el chasis (debe ser del mismo color del exterior), esto te servirá para saber si fue repintado, puede ser una seña que fue usado para taxi. Finalmente encontrarás piedrazos de carretera, recargones, puertazos, pero bueno esto es normal, por el uso en un coche nuevo.

Del interior, es algo ya más obvio, debes revisar que los asientos estén bien fijos, bien instalados, que no tengan algo roto o dañado en su vestidura. Que tengan un desgaste normal por el uso.

Y del equipamiento revisa que las luces trabajen, así como el limpiaparabrisas y velocímetro. En caso de que no, que estés consciente del costo de su reparación.

¿Te gusto esta nota? déjanos tu comentario, en una segunda entrega te diremos que papeles tienes que revisar al momento de comprar un auto usado.

 

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas