Vende tu auto

Consigue hoy tu

Auto soñado

en Autocosmos

Consíguelo
Tips y Consejos

¿Coche nuevo o usado? Porque sí, porque no

Te damos los principales aspectos que debes considerar para tomar la mejor decisión

¿Coche nuevo o usado? Porque sí, porque no

Eres de los que les gusta ahorrar, recibes un dinero del fondo de ahorro, aguinaldo o ambas, tienes un auto viejito y quieres venderlo para dar el enganche de uno nuevo o cambiar a un usado más reciente. O incluso tienes autorizado un crédito en efectivo y no te decides si comprar un auto nuevo o usado, aquí te vamos a dar una serie de consejos para que tomes la mejor decisión.

Coche nuevo: Porque sí, porque no

Porque sí

  1. Un auto nuevo está impecable, recién salido de fábrica, tiene un olor peculiar a “nuevo” que nunca vuelve y debes disfrutar esa sensación alguna vez en tu vida. Todo lo que veas, toques y sientas está impoluto.
  2. Al ser nuevo no tendrás problemas mecánicos (a menos que salga defectuoso, pero esos casos son raros). Es un coche que al ser salido de fábrica fue revisado exhaustivamente por controles de calidad por lo que mecánicamente estará perfecto. Lo único en que tendrás que pagar es su mantenimiento cuando hayas alcanzado los kilómetros requeridos para el servicio.
  3. En caso de que llagara a tener alguna falla mecánica, técnica o de manufactura, siempre tendrás el apoyo del fabricante, pues el auto ofrece garantía. Si se necesita reparar algo, nunca tendrás que desembolsar un peso.
  4. Al ser nuevo y lo lleves a verificar, podrías tener el derecho a cuatro años sin verificar (renovable cada dos años) circulando diario. Luego pasado el tiempo, tendrás que verificar cada seis meses y aun así te darán la calcomanía 0, con lo que podrás circular todos los días. Podrás estar con esta condición por 8 ó 10 años aproximadamente.

Porque no

  1. Tendrás que pagar el impuesto de la tenencia cada año (puedes evitar pagar este impuesto si el valor del auto es menor al límite establecido en algunos estados de la República Mexicana).
  2. Tendrás que pagar cada año el derecho de placas.
  3. Tener un auto nuevo tiene un costo de seguro alto, éste se debe cubrir de manera mensual o anual.
  4. Si lo compraste a crédito, tendrás que pagar un interés por él (aunque esto se puede evitar si elijes un plan de 0% interés).
  5. Al momento de comprarlo pagarás el Impuesto Sobre Autos Nuevos (ISAN) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  6. Sé consciente que el auto tendrá una depreciación en cuanto saques el vehículo de la agencia (no hay regla de cuánto pierde su valor monetario, pero un aproximado es de un 20 a 35%, esto con base en la guía autométrica).
  7. Actualmente con la falta de chips, adquirir un auto nuevo lleva una espera de meses (varía) por lo que puede ser frustrante. Esto es un tema temporal, pero que por el momento afecta la compra un auto nuevo.

Y bueno finalmente analiza si tu capacidad económica es poca, pagar un auto a muchos años puede convertirse en una carga. Por ello haz cuentas y ve si te alcanza, si no ni le muevas.

Coche usado: Porque sí, porque no

Porque sí

  1. Un coche usado no sufre de una depreciación alta, sí la tiene, pero es mucho menor comparada con la de uno nuevo. Para darte una idea puedes consultar cualquier modelo en la guía de precios de autos usados, aquí en Autocosmos.
  2. Por supuesto no te endeudas por años, no pagas intereses, la presión como estrés por pagar algo a largo plazo desaparece. Esto considerando que pagas el auto usado de contado por supuesto.
  3. Asegurar un auto usado es más asequible comparado con uno nuevo. Esto puede no aplicar si compras un auto que tenga alto porcentaje de robo, lo que afecta un incremento en el precio del seguro.
  4. Pagas muchos menos impuestos, no hay IVA, ni ISAN que pagar y en muchos también no pagas tenencia (esto nuevamente si el coche tiene un valor monetario menor establecido en el límite en cada entidad federativa). Sólo pagarás el costo de trámite de cambio de propietario y del de las placas si aplica.

Porque no

  1. Un coche usado no depende del problema de los chips, por lo que actualmente los usuarios están volteando a ver autos usados, esto actualmente está elevando su precio.
  2. Si adquieres un auto usado podrías llegar a tener problemas mecánicos mayores, pues desconoces cómo trataron el auto, si le dieron sus mantenimientos o si incluso sufrió un accidente.
  3. Considerando lo anterior otro punto, es el costo de arreglarlo, pues puede ser elevado y al final estresante como fastidioso, pues terminas llevándolo muchas veces al mecánico.
  4. Puede no circular todos los días. Esto dependerá si adquieres un modelo viejo, que te obligará a dejar de circular un día entre semana o en fines de semana. Para esto te recomendamos comprar un coche más reciente (un seminuevo, como algunos lo llaman).

Esperamos te agrade este contenido y te sirva para tomar la mejor decisión al momento de comprar tu próximo auto.

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas