Vende tu auto
Tips y Consejos

Por qué no es bueno reemplazar las luces originales de los automóviles

Algunos datos y sugerencias sobre este importante tema, vital para la seguridad en la vía.

Por qué no es bueno reemplazar las luces originales de los automóviles

Los sistemas de iluminación de los vehículos no solo resultan de vital importancia para determinar la impronta estética de los modelos, sino que además cumplen un papel crítico en materia de seguridad, al favorecer la conducción en entornos de baja luminosidad y permitir que otros actores de la vía adviertan la presencia de nuestro automotor en dichas condiciones.

Ambas necesidades (iluminar la vía y hacer notorio el vehículo en sitios oscuros) fueron evidentes desde la invención del automóvil y por ello el sistema de iluminación se ha desarrollado en forma paralela con la industria automotriz.

Muchos desconocen que los primeros autos recurrían a lámparas de carburo o acetileno (candil), que por medio de una reacción química generaban una pequeña llama que se ampliaba con un reflector parabólico; un invento creado y patentado a finales del siglo XIX.

Con la llegada del siglo XX se inició la era de la electricidad, que pronto se adaptó a la creciente industria automotriz; entonces, las bombillas de filamentos reemplazaron las lámparas de candil y los faros eléctricos reinaron por varias décadas. Luego, desde los años 60, los faros de halógeno se impusieron como el referente de la industria.

Finalmente, en los últimos 30 años, este sector de la industria se ha visto muy favorecido por los avances tecnológicos, permitiendo nuevos desarrollos que optimizaron la calidad, la capacidad y la eficiencia de los sistemas de iluminación de los autos. Así llegaron propuestas como las lámparas de descarga de alta intensidad (HID, mejor conocidos como faros de xenón), la tecnología LED, la iluminación OLED digital y las luces láser.

Para tener en cuenta

A continuaciónm, algunos tips en torno al tema de iluminación, considerando siempre que, además de ofrecer máxima seguridad, en este apartado se deben tener en cuenta aspectos como estilo, visibilidad y durabilidad.

  • Una iluminación óptima es lo único que garantiza seguridad para ver adecuadamente la vía y para ser vistos por el resto de usuarios.
  • No es buena idea modificar el sistema eléctrico original del vehículo.
  • Algunas marcas reconocidas, ofrecen bombillos que no requieren realizar modificaciones al sistema eléctrico para su instalación, porque son equipo original de los fabricantes (OEM).
  • Cambie las bombillas por pares: cuando se funde una, es señal de alerta de que pronto se fundirá el otro, puesto que su vida útil es similar. No vale la pena perder la capacidad de visión en carretera.
  • Nunca se debe cambiar el color de las luces de señalización, es preciso respetar la convención cromática para evitar confundir a otros actores de la vía; por ejemplo, el rojo siempre será sinónimo de peligro, mientras el amarillo indica precaución.
  • Las bombillas de equipo original (OEM) ofrecen mayor duración, especialmente en lo referente a resistencia a la vibración.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas