Vende tu auto
Tips y Consejos

Cómo, cuál y porqué, es recomendable adquirir un coche usado

De damos el A, B y C de lo que debes saber y hacer.

Cómo, cuál y porqué, es recomendable adquirir un coche usado

Quieres comprarte un auto, tienes un dinero ahorrado, pero no sabes si uno nuevo, pues no quieres comprarlo a crédito, porque no te gustan las deudas, o tu presupuesto es limitado (por si cierto, si te interesa, hicimos una nota de los 10 autos más baratos). Por lo que estás pensado en adquirir un auto usado, bueno pues en este texto te damos todas las respuestas a tus cuestionantes, ¿porqué comprar un auto usado?, ¿cuál debes elegir? y ¿cómo es la forma más segura de adquirirlo?; al mismo tiempo que, te damos los pros y los contras. Comencemos:

¿Por qué comprar un auto usado?

  • La razón más obvia no te endeudas, es lo más responsable e inteligente. Ahora si lo compras a crédito, o incluso si fuera uno nuevo, la historia es otra. Primero, si tu economía es limitada, estarás corto de dinero y presionado por lo pagos mensuales durante mucho tiempo. Segundo pagarás mucho interés, eso es dinero que nunca verás de vuelta.
  • Un coche usado no se devalúa tanto como uno nuevo, si quieres que tu dinero se deprecie menos, un coche de segundamano es lo mejor, que uno de agencia. El coche nuevo se devalúa luego, luego tocando la calle, el grado de devaluación es fuerte, hay datos estadísticos que hablan más de un 30% en los primeros años que lo adquiriste, de esto te platicamos en la nota ¿Cuánto se deprecia un automóvil a los tres años de haberlo comprado nuevo?
  • Pagas menos impuestos. Ya no pagas IVA, ni ISAN por comprarlo. Sólo pagarás lo correspondiente por trámites vehiculares (cambio de placas, baja o alta, tarjeta de circulación, etc.) ante el gobierno.
  • Puede circular diario, igual que uno nuevo. Para que esto apliqué debes comprarte un modelo no tan viejo, de no más de 10 años y tener en buenas condiciones mecánicas el mismo, para que pase sin problema el examen de verificación.
  • Es más barato de asegurar. El seguro de un coche usado siempre será más económico, además puedes darte el lujo de escoger la aseguradora que quieras, pues normalmente en los coches nuevos a crédito, te obligan con cierta compañía.  

¿Cuál debes comprar?

  • Al momento de comprar un coche nuevo, si bien piensas en el precio, un factor decisión es que el coche te guste, tenga garantía. En el caso de un auto usado, debes ser más racional, menos emotivo y consciente, a qué me refiero.
  • Un coche usado al haber estado en manos de alguien más, desconoces completamente como lo hayan cuidado. Es por esta razón que debes adquirir un coche que sea fácil de reparar, es decir, un coche ya conocido y probado por su desempeño como longevidad. Esto permitirá que cualquier mecánico, pueda meterle mano y conocer las fallas frecuentes.
  • Si bien es importante tener un coche fácil de reparar, lo es aún más que tenga refacciones para arreglarlo. Elige un coche que tenga amplia gama de autopartes, que se puedan encontrar y comprar fácilmente. Créenos, evítate dolores de cabeza, no querrás tu auto se convierta en un yunque, en una caja de fierro estacionada, porque simplemente no hay autopartes para arreglarlo.
  • Si comprendiste los dos aspectos anteriores, mantener un coche usado así, será una gran conveniencia, tanto para tu bolsillo pues no gastarás mucho y al mismo tiempo no te dejará varado, pues lo tendrás mecánicamente perfecto.

¿Cómo adquirirlo?

La forma más segura de comprar un auto usado es hacerlo directamente en una agencia de autos. Ojo no me refiero a los loteros, si vas hacerlo con ellos asegúrate que sea un lugar que esté dado de alta como socio en ANCA (Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles, y Camiones Nuevos y Usados), esto te protegerá pues son lugares seguros previamente investigados y certificados. En esos lugares puedes ver el coche con toda tranquilidad, podrás manejarlo y verificar los papeles, que esté todo en regla. La adquisición la haces ahí mismo, normalmente aceptan tarjeta de débito o depósito bancario, te evitas cargar con efectivo.

Ahora si lo adquieres con un particular, asegúrate de ver el coche en el domicilio de la persona, nunca en la calle. Si no hay opción velo en un lugar público, y ve acompañado de preferencia, no cargues dinero, ni nada de valor. Lleva a tu mecánico de confianza para que le dé una buena revisada. Checa además:

  • Que te dejen ver copias de los papeles y con ellos verifica el estado del vehículo ante gobierno, si está dado de alta, de baja. Revisa que estén pagadas las tenencias y esté verificado. Estos datos los puedes realizar en línea, con la autoridad correspondiente.
  • Checa si está robado en REPUVE, con la placa o el VIN (número de serie del auto). Lo puedes hacer en línea o llamando por teléfono.
  • Si ya estás convencido de comprarlo, que la operación sea en casa del propietario, nunca en la calle y que sea en efectivo. Si no es así, hazlo en un banco en donde los dos tengan cuenta, ahí le haces un depósito en efectivo, de cuenta a cuenta (ojo no es transferencia, lo que haces es que en caja retiras el dinero y luego pides depositarlo a la cuenta de la persona que te está vendiendo el coche).
  • Hecha la transacción monetaria, que el propietario te firme la factura y te dé la cesión de derechos en la misma. Igualmente asegúrate que el dueño tenga listo un contrato de compra-venta, que esté llenado correctamente y firmado por los dos (comprador-vendedor), con copias de INE o pasaporte vigente. Tú debes quedarte con una copia de todo.
  • Además de lo anterior, el vendedor te debe entregar originales de: tarjeta de circulación o baja del auto, tenencias pagadas, llaves (con el duplicado) y lo más importante la factura.

¿Qué sigue?

Bueno pues ya compraste el coche usado y seguiste al pie de la letra todo lo que te dijimos anteriormente. Sólo resta que:

  • Lo lleves con tu mecánico para que le haga un servicio mayor, es decir, adicional a la afinación, que revise frenos, suspensión, transmisión y banda de distribución. Que te lo dejé perfecto, para que después no dé lata.
  • Entre tanto, ponle su placa, haz el cambio de propietario o lo correspondiente ante las autoridades. Verifícalo si es necesario, esto es si le toca hacer su examen de emisión de contaminantes.
  • Asegúralo con la empresa que desees y con el presupuesto que tengas.
  • Gózalo, manéjalo, arréglalo a tu gusto con el dinero que vayas teniendo o que hayas guardado, recuerda, no debes nada por tenerlo, eso es lo mejor.

Espero te haya gustado esta nota, déjanos tu comentario, ¿vas a comprar un coche usado? ¿te ayudaron nuestros consejos?

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas