Automovilismo

Platicamos con Tatiana Calderón, la piloto de pruebas de F1 Alfa Romeo Racing-ORLEN

La primera latinoamericana en formar parte de la máxima categoría, nos cuenta cómo se vive el ambiente del automovilismo desde una perspectiva femenina.

Platicamos con Tatiana Calderón, la piloto de pruebas de F1 Alfa Romeo Racing-ORLEN

Quizá muy pocos conozcan acerca de la trayectoria de las mujeres entorno a la Fórmula 1, pues desde sus inicios, el deporte motor ha estado muy ligado al género masculino. Pero, ¿se han dado cuenta de que cada vez más chicas comienzan a interesarse por el tema y hasta algunas de ellas han revelado que ser piloto ha sido su sueño frustrado?

Sí, la verdad es que yo me identifico con eso, pues antes era muy complicado y costoso el hecho de dedicar tu vida al mundo de las carreras, y no quiere decir que hoy sea mucho más accesible, pero algo de lo que debemos enorgullecernos es del hecho que las oportunidades para el género femenino dentro de la F1, se dan con mayor frecuencia.

¿Qué sucede en la actualidad?

El mejor caso de éxito viene de la mano de la piloto colombiana Tatiana Calderón, quien hoy en día mantiene un contrato con la escudería Alfa Romeo Racing-ORLEN como piloto de pruebas de Fórmula 1 y embajadora de la marca.

Su primera experiencia a bordo de estos autos de competición, se dio hace justo 2 años, durante el Gran Premio de México de 2018, celebrado en el circuito del Autódromo Hermanos Rodríguez, de la mano del equipo anteriormente denominado como Alfa Romeo Sauber.

Conozcamos más acerca de ella y de su perspectiva femenina entorno al ambiente de la máxima categoría del automovilismo.

¿A qué edad comenzaste a interesarte por el mundo del automovilismo?

Fue a la edad de 9 años, cuando mi hermana mayor, Paula, me llevó a una pista de karts que estaba muy cerca de casa, y desde ese momento me enamoré de la velocidad y la adrenalina de este deporte.

A partir de ese momento Tatiana comenzó su vida dentro de las carreras, siendo la primer mujer en ganar un campeonato de karting en su país, para después competir de forma internacional, en los Estados Unidos, en donde también se llevó el premio de primer lugar en la categoría Stars of Karting Championship East Division.

Posteriormente y tras varios campeonatos nacionales e internacionales en distintas categorías, debutó por primera vez en un monoplaza para el campeonato Star Mazda celebrado en USA en el año de 2010, en donde años más tarde se coronó como la primera mujer campeona de una de las antesalas a la máxima, el GP británico de Fórmula 3 en el año de 2013.

Oye Tatiana y, ¿el monoplaza es igual para todos los pilotos?

Para nada, de hecho, yo tuve muchos inconvenientes al inicio, y todo por que necesitamos de hacer nuevas configuraciones y adaptaciones en el interior, para que yo pudiera correr de la forma más eficiente y segura.

Uno de los ejemplos más claros es el tema de los pedales, como sabemos la mayoría de los hombres usan un calzado más grande, cuestión por la que los pedales de los autos de carreras ya están ajustados a cierta altura con respecto a los estándares. Resulta que a mí me incomodaba mucho las frenadas, pero con los ajustes de profundidad y altura, además de incluir una plataforma para poder colocar mi pie, pudimos lograr sacar un máximo provecho a mis habilidades. No fué sencillo, pero al final se logró, es un paso que tuve que dar para que en un futuro las mujeres puedan competir con mayor frecuencia en el automovilismo.

Además de esto se tuvieron que modificar diversos componentes como el tamaño del volante, asiento, e incluso hasta los "outfits" y calzado que ocupaba durante la competencia.

¿Cuál ha sido uno de los retos más grandes que como mujer has tenido que enfrentar en la industria?

El tema de la confianza y del acondicionamiento físico, la verdad es que al inicio mis compañeros e instructores tenían bajas expectativas por un simple hecho de género, e incluso como esto es de prueba y error, mis errores eran mayormente resaltados por sobre mis virtudes por el simple hecho de ser mujer. Afortunadamente todo eso fue desapareciendo, en el momento en el que se dieron cuenta que podía ser igual o mejor que mis contrincantes, y ahora todos me tratan como debe ser, como un piloto más.

Por su parte, las rutinas de acondicionamiento para mí eran muy estrictas, ya que necesitaba de mucha fuerza para poder reaccionar ante distintas situaciones durante el camino, como lo es el tema de el curveo y frenadas, así como el tema de los reflejos y la coordinación.

Con los ojos puestos en Fórmula 1

Actualmente Tatiana Calderón, además de mantenerse como piloto de la escudería Alfa Romeo, también se desempeña como competidora de la Súper Fórmula de Japón, la European Le Mans Series, además de debutar en las emblemáticas 24 Horas de Le Mans, todo esto de la mano del equipo Richard Mille Racing Team.

Así es como, Tatiana ha ido abriendo paso para lograr su más grande sueño, convertirse en la sexta mujer en participar en una competencia oficial de Fórmula 1, y la primer lationoamericana en ser partícipe de la máxima categoría del automovilismo. Con esto tenemos que es muy probable que pronto podamos verla dentro de la parrilla actual de la máxima junto a Lance Stroll o Max Verstappen, a quienes ya ha tenido la oportunidad de vencer en al menos una ocasión.

¿Será Alfa Romeo Racing-ORLEN quien le dé su primera oportunidad? O, ¿a qué escudería te gustaría que se sumara próximamente? Cuéntanos tus impresiones.

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas