Tuning

Ford Mustang Mach 1 por Ringbrothers, los clásicos nunca pasan de moda

Este pony car de 1969 esconde bajo el cofre un motor V8 de 8.5 litros.

Ford Mustang Mach 1 por Ringbrothers, los clásicos nunca pasan de moda

La presente edición del SEMA Show en las Vegas de 2019 nos ha traído muchas novedades, de entre las cuales se encuentran ejemplares recientemente lanzados por las marcas y otros que no lo son tanto, pero si de algo estamos seguros, es que los clásicos siempre estarán a la orden del día y más en un evento en donde ese juego de nostalgia, tecnología y la preparación de los vehículos siempre son prioridad.

La compañía Ringbrothers, especializada en la modificación de vehículos de alto rendimiento, se encargó de darle un segundo aire a este icónico Ford Mustang Mach 1 de 1969, y no podemos negar que los hermanos procedentes de Wisconsin se lucieron, y plasmaron todo ese buen gusto en el primer Mach 1 que personaliza el taller, el cual recibe la denominación UNKL.

Inspirado en los coches de carreras

La carrocería tuvo un ensanchamiento con piezas fabricadas a medida en materiales como fibra de carbono y acero; lo más notable se encuentra en el splitter delantero y las tomas de aire laterales que también se replica en el cofre.

La decoración del Mach 1 está inspirada en las carreras, vistiendo un traje azul rey con detalles de vinil en color negro, aquí lo que destaca es la línea que recorre todo el cofre, dos franjas horizontales que detallan el lateral y el gran número 7, emulando a los coches de competición. Los neumáticos están a cargo de unos Michelin Pilot Sport 4S con una medida 295/35 R19 en la parte delantera, mientras que en la parte trasera el calzado es de talla 345/30 R20.

Puertas adentro nos encontramos con asientos deportivos Recaro, una columna de dirección Ididit, un moderno tablero análogo fabricado por Classic Instruments y sistema de aire acondicionado fabricado por Vintage Air Gen IV Magnum, como notamos el interior tiene ese ambiente clásico, pero combina el uso de la tecnología para conservar la parte “vintage” del vehículo.

Corazón de 8 cilindros

El propulsor está a cargo de un bloque V8 de 8.5 litros atmosférico fabricado por John Kaase Boss capaz de entregar 700 caballos de fuerza, la transmisión es manual de seis cambios firmada por Tremec, toda la potencia va dirigida a la parte trasera con ayuda de un eje de transmisión que también es de fibra de carbono, en donde, además, se hace uso de un sistema de suspensión independiente en ambos ejes, mientras que en la parte delantera se trata de una fabricada por Detroit Speed Engineering, la trasera está a cargo de la marca QUADRALink.

Asimismo, se equipa con frenos Brembo, sistema de escape Flowmaster de acero inoxidable, amortiguadores ajustables RideTech y barras estabilizadoras en ambos ejes.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos