Autoshows

Mazda CX-9 2017, ahora con poder turbo

Emplea un nuevo 2.5 litros turbo de 250 hp y 310 lb-pie de torque

Mazda CX-9 2017, ahora con poder turbo

El único modelo de la firma nipona Mazda que faltaba por renovarse hace su debut en el marco del Auto Show de Los Ángeles 2015. Se trata de la segunda generación del SUV mediano CX-9 que debutara en 2006 y que en esta nueva iteración se beneficia tanto del bien logrado lenguaje de diseño KODO como del conjunto de tecnologías SKYACTIV.

La nueva Mazda CX-9 mide 5,065 mm de largo, es decir 30 mm más corta que su predecesora, sin embargo la distancia entre ejes creció en 55 mm para ganar espacio para las piernas de los pasajeros traseros así como un acceso más simple a la tercera fila de asientos.

Sin embargo la firma de Hiroshima, consciente de que un SUV de 3 filas de asientos requiere de una planta de poder bastante capaz para cumplir con los requerimientos que los consumidores demandan en esta categoría ha desarrollado un nuevo motor SKYACTIV-G de 2.5 litros turbo.

Este nuevo 2.5T se vale de algunos artilugios interesantes en aras de entregar buenos niveles de potencia, eliminar el turbo lag y ofrecer niveles de eficiencia de combustible adecuados en condiciones reales de manejo. El primero de ellos es un turbo cargador denominado como Mazda Dynamic Pressure Turbo, que mediante un control de válvulas puede modificar la cantidad de gases de escape que ingresan a la turbina. A bajo régimen de rotación solo una válvula se abre para llenar la turbina más rápidamente (el efecto sería similar a cuando ponemos el dedo sobre la boca de la manguera para ganar presión en el chorro de agua). A medida que se incrementa el régimen de revoluciones se abren más válvulas para dejar pasar más gases y así entregar una curva de par plana y constante.

Otro elemento importante es el recirculador de gases enfriado, que permite al motor trabajar con una compresión de 10.5:1, algo inusual cuando se trata de motores turbo.

Todo lo anterior permite a este nuevo SKYACTIV-G de 2.5 litros turbo entregar 250 hp en el rango de las 5,000 vueltas y un torque de 310 lb-pie desde apenas 2,000 rpm. Si las cuentas no nos fallan tiene 23 hp menos, sin embargo ganó 40 libras de torque.

Adicionalmente y gracias a que emplea un chasis SKYACTIV de nueva generación, esta CX-9 2017 es 90 kilos más ligera que antes, hablando de las versiones de tracción frontal y 130 kilos cuando se trata de las de tracción integral, lo que aunado al motor más eficiente permitirá ahorros de combustible de un 20% aproximadamente de acuerdo al ciclo de la EPA.

Uno de los factores que más destacan en este nuevo SUV es la gran cantidad de equipamiento de seguridad con el que fue dotado. Empezando por el control de crucero activo, Alerta de cambio de carril con asistente para mantener la trayectoria, monitor de punto ciego, frenado automático de emergencia, etc.

En el interior encontramos un habitáculo que es 12% más silencioso que antes gracias a la utilización masiva de materiales aislantes y los cristales más gruesos. El diseño es consistente con el resto de la gama, sin embargo los materiales utilizados son superiores; empezando por el inserto de aluminio de una sola pieza en el centro del tablero, los asientos y paneles laterales forrados en cuero Nappa o los elementos en madera de Palo de Rosa trabajados por un fabricante de Guitarras (no dijeron cual).

Por el lado de la conectividad e info-entretenimiento, el CX-9 2017 emplea el sistema Mazda Connect con pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas, dos puertos USB de 2.1 amperes, interfaz bluetooth, sistema de audio Bose con 12 bocinas (2 más que antes), etc.

El Mazda CX-9 2017 estará disponible en la primavera del año que viene para el mercado de los Estados Unidos, mientras que para el mexicano será en Verano.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos