México es un mercado natural para Lexus, Bill Fay
09/04/2018 Salón del Automóvil

México es un mercado natural para Lexus, Bill Fay

El VP de Toyota NA también nos platicó acerca de los cambios en la estrategia de producción en México, híbridos, eléctricos y vehículos autónomos

Platicamos con Bill Fay, vicepresidente de Toyota Norteamérica en el marco del Auto Show de Nueva York y esto fue lo que nos comentó.

BF: Estamos muy entusiasmados, no sucede con mucha frecuencia, tener a tus dos productos más importantes completamente renovados en un periodo tan corto, el Camry llegó en la segunda mitad del año pasado y ahora mostramos aquí en el Auto Show de NY la nueva RAV4, ambos estrenan plataforma, diseño y motores.

La RAV4 es nuestro vehículo más vendido en EU, en 2017 comercializamos 470 mil unidades. Además, la quinta generación representa un salto cuántico en comparación con su predecesora y empezará ventas en EU hacia finales de este año.

Toyota en México, 15 años

BF: En 2017 cumplimos 15 años de Toyota en México, y lo celebramos con más de 105 mil unidades vendidas, convirtiéndose en el mejor año de la historia. Ya somos cuarto en el mercado, tenemos una gama de 18 productos y 71 distribuidores.

Descubrimos también el potencial del mercado mexicano en materia de autos híbridos, en donde colocamos más de 7 mil unidades del Prius y esperamos que con la adición del Prius C, la cifra para 2018 sea de 10 mil unidades. Es un hecho que llevaremos más vehículos híbridos al mercado mexicano.

Me siento muy orgulloso de estos primeros 15 años y creo que nos coloca en una posición de crecimiento sostenido en los años por venir. A nivel global somos mucho más grandes que Nissan, que es la marca que lidera el mercado Mexicano, con lo cual creo que tenemos una gran oportunidad de crecer.

Por qué el cambio de producción en México de Corolla a Tacoma

BF: Todos saben que hemos estado muy ocupados aquí en Norteamérica, acabamos de construir unas nuevas oficinas centrales, movimos a poco más de 3,000 personas y contratamos entre 700 y 800 más para llenar algunos espacios.

Logramos que el 70% de nuestros asociados se quedaran en la compañía, a pesar del cambio de ubicación hacia Plano, Texas desde lugares como California, Kentucky y Nueva York, para consolidar todas nuestras operaciones en un solo lugar.

Finalizamos los movimientos y ahora nos encontramos en el proceso de lograr que la gente se conozca, pueda trabajar bien en equipo y así podamos capitalizar estas enormes inversiones para también dar mejor soporte a operaciones regionales como la de Toyota de México.

En cuanto a instalaciones de producción, estamos construyendo una planta en Guanajuato, México, incrementamos nuestra capacidad en Baja California y anunciamos una nueva planta en conjunto con Mazda que se ubicará en Alabama, lo anterior significa que invertiremos unos 10 mil millones de dólares en la región de Norteamérica en los próximos cinco años.

Sobre el cambio de planes para fabricar el Corolla en Guanajuato, se debe al cambio en las demandas de los consumidores en EU, que han migrado de autos ligeros hacia SUVs y Pick Ups. Si hacemos cuentas, en 4 años, 2.5 millones de personas habrán migrado de sedanes a SUVs y Pick Ups.

Ese cambio fue el que nos empujó a modificar nuestra planeación de producción y de producto. Originalmente, necesitábamos más capacidad para producir RAV4 en Canadá, que compite en el segmento más importante de EU y que como mencioné antes, ahora es nuestro vehículo más vendido. Esto nos llevó a tomar la decisión de enviar la producción de Corolla a México.

Sin embargo, luego de reevaluar nuestra capacidad para fabricar pick ups, y aun cuando tenemos la planta en San Antonio, TX e incrementamos la capacidad en Baja California, seguimos necesitando más capacidad, por lo cual se tomó la decisión de cambiar la producción de esa nueva planta que tendremos en Guanajuato para producir más Tacomas. En consecuencia, el Corolla será fabricado en esa otra nueva planta que tendremos conjuntamente con Mazda en Alabama.

¿Cuál es la opinión de Toyota sobre la renegociación del NAFTA?

BF: Creo que a la industria en general le gustaría ver una solución favorable para las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, el nivel de integración de contenidos que tiene el NAFTA es el más elevado en comparación con cualquier otro tratado comercial en el mundo. Ha creado grandes inversiones aquí en EU, y ayudado enormemente a la industria automotriz a mantener precios adecuados, además de que ha creado valor para los consumidores.

Una actualización del acuerdo sería buena para la industria, el empleo y la economía de los países involucrados. Pero definitivamente en el balance, el NAFTA es muy positivo. Si revisamos y en nuestro caso en particular, previo al NAFTA, Toyota tenía 2 plantas en la región, ahora tenemos 11 y estamos construyendo la doceava. Entonces, hemos realizado enormes inversiones desde y gracias al NAFTA.

Definitivamente el tratado le ha dado fortaleza de la industria y una cancelación podría tener impactos negativos en la generación de empleo, la competitividad de la región, tendrían que llegar más productos de fuera y los precios al público se incrementarían.

Confío en que los tres países lograrán un acuerdo positivo en el que todos ganen.

La pregunta de todos los años, ¿para cuándo Lexus en México?

Jajajaja, es cierto, me hacen esa pregunta cada año. Claramente, un día comercializaremos Lexus en México. Uno de estos años les diremos, que creen, Lexus iniciará operaciones en México, pero lamentablemente ese anuncio no será hoy.

Hemos estudiado mucho el mercado mexicano y cómo podríamos llevar Lexus de manera que haga sentido, la volatilidad de la paridad peso – dólar en los últimos tiempos, definitivamente ha influido para retrasar nuestra decisión.

Desafortunadamente aun no tengo una fecha para anunciar, aunque sí creo que el día está más cerca, México es un mercado natural para Lexus.

¿Qué hace falta entonces, qué condiciones se deben cumplir para tomar la decisión?

BF: Esa es una pregunta muy complicada de responder, no creo que podamos enunciar una sola condición que se deba cumplir para que Lexus llegue a México, más bien es una serie de factores: desde la gama de producto, paridad cambiaria, modelo sostenible de negocio y estrategia de distribuidores. Lamentablemente no es tan simple como decir, cuando den las 12 estaremos ahí.

Toyota y los autos eléctricos

BF: Los híbridos, híbridos plug-in, baterías e hidrógeno son el universo de la electrificación del automóvil. Si lo analizamos en su totalidad, Toyota vendió más del 40% de las unidades el año pasado en EU, somos claramente el líder en vehículos híbridos, hemos vendido 3.2 millones de híbridos solo en este mercado.

En los próximos años, además de los híbridos, tendremos más plug-in hybrids y continuaremos desarrollando vehículos de celda de combustible, incluso en el futuro Toyota tendrá autos eléctricos que utilicen solamente baterías, pero eso será cuando llegue la próxima generación de esa tecnología, en donde podamos superar algunas de las barreras que tiene el mercado en relación con la madurez de la misma.

En la estrategia de electrificación, tenemos una posición de liderazgo y planeamos mantenerla en el futuro. Hemos establecido que para 2025 todos los vehículos Toyota o Lexus emplearán un tren motor con algún nivel de electrificación o tendrán una variante eléctrica. Entonces, en apenas unos pocos años en el futuro estaremos hablando de que todo lo que vendamos será híbrido, eléctrico o de hidrógeno.

En cuanto a México, hasta hace poco los híbridos empezaron a crecer de manera significativa, lo cual es prueba del potencial de la tecnología.

Queda claro entonces que en ese mercado también avanzaremos en ese sentido, con productos que hagan sentido y una prueba de ello es el Prius C que lanzamos recientemente y ha tenido un gran recibimiento.

Es cierto que no somos los que están reclamando toda la atención como lo hace Tesla con sus autos eléctricos, pero cuando lo analizas en detalle, creo que Toyota es un jugador bastante fuerte en este movimiento de electrificación y estamos en buena posición para ofrecer cualquier demanda que el mercado presente en los años por venir.

Creo que los autos eléctricos de baterías se desarrollarán mucho más rápido en Europa y China, por los recientes cambios en las regulaciones, no tanto así en EU, entonces en esos mercados es en donde veremos los mayores esfuerzos por parte de los fabricantes, incluido Toyota.

Sobre vehículos autónomos y conectividad

BF: Estamos viviendo una época tremendamente excitante en la industria y al mismo tiempo muy complicada, porque por un lado, se demanda cuantiosas inversiones por parte de los fabricantes para desarrollar la movilidad de la próxima generación y por otro, no hay certeza de lo que funcionará y lo que no.

Esa incertidumbre que existe relacionada a cómo utilizarán los consumidores los vehículos en el futuro, ya sea a través de car sharing, servicios de suscripción o las asistencias de conducción autónoma por mencionar algunos.

Un gran tema a considerar en el comportamiento de los consumidores más jóvenes es el acceso al uso de un vehículo más que a la posesión. Aunque el componente de propiedad seguirá siendo muy fuerte en los próximos años.

En cuanto a traer un auto autónomo al mercado, tenemos muchas patentes, empezamos a desarrollar esta tecnología en 2006, pero falta mucho por hacer y creo que estamos lejos de tener vehículos completamente autónomos en las calles. Tal y como lo acabamos de ver en el desafortunado incidente en el que un vehículo autónomo de Uber atropelló a una ciclista.

Adicionalmente creo que tenemos mucho por hacer del lado del proceso de transacción, para hacerlo lo suficientemente flexible y cubrir las necesidades de las nuevas generaciones. Necesitamos trabajar de la mano con nuestra red de distribuidores para transformar la experiencia de estos nuevos consumidores.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos