Autoshows

Byton M-Byte ¿camioneta o salón digital con ruedas?

Esta SUV eléctrica promete una autonomía de hasta 500 kilómetros.

Byton M-Byte ¿camioneta o salón digital con ruedas?

Mientras importantes fabricantes desestimaron asistir a la pasarela automotriz más importante del año en Europa, algunos pequeños constructores aprovecharon la vitrina de Salón de Frankfurt 2019 para demostrar que tienen planes de conquistar el mundo. Este es el caso de Byton, una marca premium de origen chino, con apenas un par de años en el mercado, que presenta su modelo M-Byte.

Con un centro de investigación y desarrollo en Nanjing (China), una unidad de diseño y concepto en Munich Alemania) y cuarteles generales en Silicon Valley (EE. UU.) está joven empresa se dedica a ofrecer una experiencia inteligente, ecológica y elegante en materia de movilidad, integrando las últimas tecnologías en conectividad en un vehículo, que bien podría hacer las veces de oficina rodante.

El primer modelo conceptual de este automotor se presentó en el CES 2018 y, para ser honestos, la mayoría pensó que hasta allí llegaría dicha propuesta, pero lo bueno es que el proyecto maduró en forma exponencial, por lo que justo en el CES de este año se presentó esta unidad, que es mucho más cercana a lo que se supone saldrá de la línea de producción. Los directivos de la marca aseguran que escogieron dichos escenarios para demostrar que el M-Byte tiene una orientación mucho más digital e informática que exclusivamente dinámica.

Estéticamente, tenemos una SUV de tipo coupé que tiene 4.87 metros de longitud, 1.66 metros de altura y 2.19 metros de ancho. Las fluidas líneas revelan un vehículo voluminoso, particularmente en la trasera, con una marcada línea de cintura y radicales ópticas faros de tipo LED. Con una distancia entre ejes de 2.95 metros, este vehículo eléctrico se puede configurar con cuatro o cinco asientos.

La marca dice que el habitáculo de este modelo se debe considerar como un verdadero salón digital, el cual está favorecido por un enorme techo panorámico flotante que aporta máxima luminosidad al ambiente. Obviamente el elemento que caracteriza el interior es la enorme pantalla táctil de 48 pulgadas que atraviesa transversalmente la parte superior del tablero de instrumentos; como si fuera poco, justo en el centro del enorme volante se ajusta otro monitor de siete pulgadas, el cual, se supone, ofrece toda la información y los controles que requiera el conductor. Obviamente los pasajeros traseros también disponen de dos tabletas, adosadas en los espaldares de las sillas delanteras.

La marca señala que las terminales de este vehículo posibilitan la interacción digital de diversas formas: minimizando los botones físicos, a través de controles gestuales y de tacto, con comandos de voz y con reconocimiento de la cara del conductor. Otra particularidad es que los asientos delanteros rotan lateralmente 10°, con el fin de facilitar la conversación entre los pasajeros y permitir la vista de los ocupantes traseros al monitor principal.

El M-Byte cuenta con una antena plana con tecnología de inspiración aeroespacial, la cual permite que el módulo alcance una velocidad máxima de internet de 150 Mbit/s en 4G LTE. Así mismo, dispone de un puerto de acceso inteligente, el cual analiza toda la información que fluye entre la nube y la red del vehículo, con la posibilidad de detectar y responder a posibles amenazas digitales, a la vez que ofrece el máximo ancho de banda a los pasajeros.

En todo caso, se requiere una plataforma digital especialmente diseñada y basada en la nube para vincular la red del Byton a los dispositivos inteligentes, las aplicaciones y toda la información que entre y salga del vehículo. De igual forma, es posible asignar un ID (identificación digital) a cada usuario para personalizar la experiencia al interior del vehículo, como la configuración de los recursos en la cabina y las preferencias de contenidos descargados.

Para cargar el motor eléctrico del Byton M-Byte están disponibles dos modelos diferentes de batería; el paquete estándar de 71 kWh ofrece un rango de hasta 400 kilómetros, mientras que hay otro paquete de 95 kWh, el cual proporciona una autonomía de hasta 500 kilómetros, homologados bajo el ciclo NEDC.

La marca afirma que está a punto de iniciar la construcción en serie de las primeras unidades del M-Byte, que comenzará en China al finalizar este año, seguirá en Estados Unidos en el 2020 y luego será el turno de Europa, a principios del 2021. Se estima que los precios de este modelo partan aproximadamente en US$45.000.

Elkin Chávez recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos