La importancia de usar el cinturón de seguridad en el asiento trasero
17/08/2017 Investigación

La importancia de usar el cinturón de seguridad en el asiento trasero

De acuerdo a la IIHS los adultos no lo utilizan cuando viajan en la parte posterior del automóvil.

Aún cuando los automovilistas saben que los niños que viajan en la parte posterior deben ir debidamente asegurados, cuando son pasajeros de la segunda fila no utilizan el cinturón de seguridad.

De acuerdo con un estudio del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS, por sus siglas en inglés) cuatro de cada cinco pasajeros admiten que en recorridos cortos o al viajar en taxi no se molestan en utilizar el cinturón. Asimismo, esta investigación revela que muchos pasajeros creen que los cinturones no son necesarios porque perciben que viajar en el asiento trasero es más seguro que hacerlo en la parte delantera. Por supuesto, esto demuestra un malentendido debido a que los cinturones son trascendentales, sin importar en que zona del vehículo viajen.

Si bien, el asiento trasero era el lugar más seguro para sentarse, eso fue en las décadas anteriores a 1970. Ahora, los altos niveles de los sistemas de retención de los cinturones de seguridad, bolsas de aire y diseños de vehículos a prueba de accidentes han reducido las ventajas de viajar en el asiento trasero.

Pero además de mencionar que no emplean el cinturón de seguridad en la parte posterior porque el asiento trasero es más seguro que la parte delantera, los encuestados mencionaron que la falta de hábito provoca que no lo abrochen. Igualmente, comentaron que las correas incómodas o mal ajustadas también son como una razón para no abrocharse el cinturón. Por su parte, el estudio encontró que las personas no usan el cinturón en la parte posterior de los vehículos porque no hay ninguna ley que lo requiera.

Una muestra clara de la importancia del cinturón de seguridad es que en 2015, este componente salvó la vida de 13,941 personas tan sólo en Estados Unidos. Sin embargo, si todos los conductores y pasajeros lo hicieran se podrían haber evitado 2,800 muertes. Está comprobado que los conductores y pasajeros delanteros que utilizan el cinturón reduce el riesgo de lesión fatal entre un 45 y 60 por ciento, dependiendo del vehículo en el que se viaje.

¿Qué opinas? Cuéntanos