Investigación

Tips y técnicas para manejar bajo la lluvia

Te decimos qué hacer y cómo manejar en condiciones de lluvia.

20/06/2012,

Muchos accidentes ocurren cada año a causa de la lluvia y generalmente suceden  por no conocer las técnicas correctas de manejo en lluvia o por meras distracciones.

 

Con la lluvia, el asfalto pierde sus propiedades de adherencia y se vuelve como una pista de patinaje causando que las llantas pierdan hasta el 60% de la tracción. Asimismo se reduce la visibilidad, lo que complica más aún el manejo. Aquí te damos algunos tips y técnicas que te ayudarán a prevenir un accidente.

 

  1. Mantén extremo cuidado en caminos donde no ha llovido durante mucho tiempo. Durante las primeras lluvias, la grasa, aceite y diesel que fueron absorbidos durante la temporada seca, son removidos por el agua (son más ligeros que ésta) y salen a la superficie del pavimento, lo que provoca que sea muy resbalosa esta superficie.
  2. Planea salir con más tiempo a tu destino. Debes manejar con un ritmo más lento de lo normal cuando los caminos están mojados. Ten en mente que el tráfico va estar aún más pesado. También existe la posibilidad de que la ruta que tenías planeada esté inundada o bloqueada. Cualquiera que sea el caso recuerda que al apresurarte llevarás un mayor riesgo.
  3. Frena anticipadamente y con menos fuerza de lo normal. Esto no sólo incrementa la distancia entre tu auto y el de adelante, sino que permite saber al conductor, que tienes detrás, que estás reduciendo la velocidad. También se meticuloso al usar las luces direccionales, para que otros conductores sepan hacia dónde vas. Al dar la vuelta o tomar las curvas, hazlo con menor velocidad, recuerda que el piso está mojado.
  4. La mayoría de los caminos están construidos de forma que el agua se concentre hacia las orillas donde están las coladeras. Es por ello que debes mantenerte en carriles centrales para evitar los encharcamientos laterales.
  5. Si observas un encharcamiento grande, evítalo. El agua puede salpicar al motor y dañar el sistema eléctrico, o introducirse a los cilindros y romper por completo tu motor. También existe la posibilidad de que haya un bache, esto puede dañar una llanta o la suspensión de tu auto.
  1. No intentes cruzar agua en movimiento. Puede que la fuerza de la corriente sea más grande que el peso de tu vehículo y sea arrastrado. La tracción en las cuatro ruedas puede que no sea de mucha ayuda si tu vehículo está siendo empujado hacia los lados.
  2. Cuando hayas cruzado un charco presiona tu freno un poco para secar los discos por medio de la fricción. De lo contrario, en una frenada de emergencia, tendrás los discos húmedos y tu auto no frenará como debería.
  3. Enciende tus luces. Te ayudarán a observar mejor el camino y lo que es más importante, permitirán que otros conductores te vean. Sin embargo, no uses las luces altas ya que se reflejarán en las gotas de lluvia y disminuirá tu visión. Si tu auto cuenta con luces de niebla es buen momento para usarlas.
  4. Cuidado con los peatones. Un peatón se puede distraer al abrir un paraguas o al ponerse el impermeable. Además, con las gotas de lluvia se confunden los ruidos habituales que permiten medir la distancia a la que se encuentra un vehículo. Observa con atención el camino cuidando que no haya gente cruzando.
  5. Si llueve mucho y no puedes ver lo que hay delante, oríllate y espera a que pase la lluvia o por lo menos a que disminuya un poco y puedas continuar con tu camino.
  6. Observa el vehículo que va adelante, te permitirá ver si puedes cruzar por el mismo lugar.
  7. Mantén una mayor distancia con un camión o autobús. Sus enormes llantas pueden salpicar tu parabrisas, bloqueando completamente tu visibilidad. Evita rebasar alguno, pero si tienes que hacerlo, hazlo rápidamente pero con mucha precaución.
  8. Desempaña tus cristales. La lluvia pronto causará que tus ventanas se empañen. Prende los desempañadores delanteros y traseros con anticipación, así no tendrás que hacerlo con urgencia cuando vayas manejando.
  9. Al pasar por una zona inundada y sientes que tu vehículo empieza a aquaplanear (deslizarse sobre el agua), no presiones el freno a fondo o gires el volante bruscamente. Desacelera y mantén recta la dirección para recuperar la tracción.
  10. Como medida preventiva recuerda mantener tu vehículo en las mejores condiciones de frenos, presión de llantas y mecánicamente.
  11. Existen llantas especiales para caminos mojados, si no puedes adquirirlas, asegúrate de tener las que sean para cualquier temporada.
  12. Cerciórate de que los limpiadores estén nuevos o en buenas condiciones para que puedan limpiar el parabrisas.
Tips y técnicas para manejar bajo la lluvia

Noticias asociadas

Comentarios